O Salnés, las dos Galicias

Entre bosques y playas



Esta comarca de la Galicia atlántica es un puente tendido entre dos mundos: el interior boscoso, bucólico y fértil, y la exuberancia litoral de las Rias Baixas, con playas de arena fina y aguas cristalinas.

Conocida como la California pontevedresa, la comarca de O Salnés presume de tener muchísimos días de sol al año, algo inédito en la húmeda Galicia. Un bello rincón rodeado de espléndidos paisajes, islas paradisíacas a tiro de piedra y un ramillete de playas de arena blanca y aguas cristalinas (Silgar, O Grove, Montalvo, Cañelinas, Baltar, A Lanzada...). Esta combinación ganadora de exuberancia natural y rica oferta de ocio explica porqué el principal municipio de la comarca, Sanxenxo, es considerado con toda justicia la capital turística de Galicia.


Las dos Galicias



O Salnés está situada en una zona de transición entre dos mundos, las dos Galicias posibles. Al sur, limita con la Ría de Pontevedra, ejemplo de la Galicia marítima, surfera y marisquera. Al norte, más allá de La Ría de Arousa, se extiende la provincia de A Coruña, corazón de La Galicia boscosa y escarpada.


El Atlántico y la comarca de Caldas cubren el otro par de costados.

Tras su fachada marítima, O Salnés se esconde una tupida red de valles fértiles coronados por cumbres de más de 600 m, como los montes Xiabre y Castrove.

Sanxenxo y la villa anexa de Portonovo ya constituían el principal núcleo de población de este rincón de las Rias Baixasallá por el siglo XVII, época en que hidalgos, clérigos y escribanos vivían al abrigo de sus ocho pazos y diversas casas rurales.

Sin embargo, el gran crecimiento de Sanxenxo se produjo entrado ya por el siglo XX, en paralelo a la fama de la hermosa playa de Silgar, que al principio estaba extramuros y ha acabado siendo la principal playa urbana del municipio.


Encantos del mar



Así pues, cualquier recorrido por Sanxenxo debe empezar por sus costas. Incluso ahora, en estos días de otoño en que la brisa atlántica hace acto de presencia encrespando el mar y alborotando la arena. La playa de Silgar resulta inconfundible, con los edificios del viejo Sanxenxo que la flanquean y la famosa estatua de la Madama, situada en un espigón rocoso a medio camino entre las boyasy la orilla.

De ahí, cruzando la punta de Vicaño, puede pasarse a la playa de Baltar, en Portonovo, muy característica de esta zona del litoral, sobre todo por el pequeño bosque que circunda las dunas y los espigones. Más allá, se encuentra La idílica playa de arena blanca de Cañelinas, las dunas de Canelas o la pequeña cala de Paxariñas.

Por último, se puede apreciar el arenal de Montalvo, entre el bosque y un brazo de mar protegido del viento atlántico por la isla de Ons. Yalbordeya del término municipal de Sanxenxo, en el Lindecon O Grove, en mar abierto, está A Lanzada, barrida por el oleaje durante casi todo el año.


Pazos, bosques y hórreos



Tan atractivos como los 36 km de litoral que ofrece Sanxenxo son las zonas boscosas del interior de O Salnés. Desde Al-dariz, parroquia rural a las afueras de Sanxenxo, puede seguirse una ruta de casi 6 km que cruza el mirador del monte O Con, los restos del enclave neolítico de Chan de Goritayel espectacular robledal de Leirana, para ir a parar a La iglesia de San Pedro de Bordóns.

Rutas parecidas parten de Adina o del valle de Dorrón para recorrer los frondosos bosques del centro de la comarca, salpicados de pazos, miradores y ermitas.

Entre los lugares de más interés están la iglesia de Santa María de Adina, el pazo de Los Duques de Patina, la ermita de Nuestra Señora de A Lanzada o el señorial pazo de Mira flores, donde veraneaba la escritora Emilia Pardo Bazán.

Enlaces patrocinados:

Paraíso termal



También de visita obligada es la Illa da Toxa, en el municipio de O Grove, centro termal y de ocio conocido tanto por sus balnearios como por sus fábricas artesanales de jabones y cosméticos. Además, cuenta con La ermita de San Sebastián, que se empezó a construir en el siglo XII y está completamente cubierta en la actualidad por conchas de vieira.

Otro municipio de interés es La villa de Cambados, donde se organiza todos los años la fiesta del Albariño, una de las ferias vinícolas más populares de Galicia.

Además de su puerto y sus playas, Cambados ofrece un rico patrimonio monumental del que vale la pena destacar sus pazos (Fefiñans y Montesacro), la iglesia de San Benito o el popular Muiño da Seca.

Al norte, a orillas del rio Con, encontramos la octava ciudad de Galicia y limite septentrional de O Salnés, Villa garcia de Arousa, que cuenta con una efervescente vida de barrio y uno de los recintos feriales más grandes de la comunidad autónoma.


¿Apetece una mariscada?



Las Rias Baixas ofrecen un entorno privilegiado para el turismo gastronómico. Tanto en las tascas de Portonovo como en restaurantes selectos del centro de Sanxenxo, O Grove o Cambados se imponen las mariscadas regadas con albariño, un vino exclusivo de la comarca. Las principales lonjas venden marisco fresco de excepcional calidad, desde bogavantes a nécoras, pasando por langostinos, centollos o percebes, y siempre sin olvidar el más modesto mejillón, que se recoge en cantidades industriales en la Ría de Arousa.

Además de productos del mar, la comarca ofrece también pesca de rio (lampreas, truchas, angulas), buenas carnes de vacuno con denominación de origen y, en general, todo el abrumador repertorio gastronómico gallego: empanadas, carneiro o espeto al estilo de Moraña, lacón con grelos...

Una oferta que nada tiene que envidiar, por variedad y calidad de sus ingredientes, a la de ningún otro rincón de la península.


Arousa: la isla de los pájaros



Másallá de Sanxenxo y sus parroquias, vale la pena visitar la isla de Arousa, unida al continente por un puente de más de 2 km y sede del parque ornitológico de Carreirón.

Otro de sus principales atractivos son sus más de 36 km de costa y sus 11 km de playas, arenales y pequeñas y solitarias calas.

En la isla, además, puede visitarse el espléndido entorno de su faro, el mirador de O Santo (desde donde se puede contemplar una bellísima vista panorámica de toda la isla) o el puerto do Cantiño.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

O Salnés, las dos Galicias

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: