La ruta del whisky

Highlands (Escocia)



Verde y acogedora, Escocia esta repleta de castillos encantados y de leyendas que circulan en torno a ellos. Pero según los escoceses, la única anima que pulula por sus castillos es el espíritu del whisky, destilado y cuidado por manos artesanas y técnicas legendarias.

Escocia es una tierra de montañas, paramos, lagos y cañadas, ideal para disfrutar del aire libre, con o sin buen tiempo. Todos los viajeros que han visto sus paisajes agrestes e imponentes lo pueden confirmar.


Existe también la idea de que Escocia es un país de castillos encantados, reputación que quizá le venga de una extraña costumbre que consistía, en tiempos remotos, en insertar huesos humanos en las paredes. En realidad, todos los escoceses dirán que de fantasmas, nada. Solo reivindican la presencia de un espíritu, el del whisky.


La palabra whisky viene del gaélico "uisge beatha" que significa aguardiente. En Escocia nació una bebida fuerte que proporciona más de dos mil calorías por litro y que es lo bastante potente como para olvidarse durante un rato del rigor del invierno.

¿Qué se puede ver?



Los lagos



Los puntos de vista más bonitos sobre los lagos son varios:

Insh, an Elkin y Morlich
Se ubica antes de llegar a Boat of Garten.

Garry


En el camino hacia la isla de Skye, en la A 87 a la altura del Glen Garry; buenas vistas. Linnhe. En la entrada del Glen Coe, al Sur de Fort William. Vale la pena recorrer la pequeña ruta panorámica B 863 para dar la vuelta aun brazo del lago.

Ness


A orillas del lago parar en el centro de información de Drumnadrochit, donde se exponen las fotografías y los resultados de todos los intentos para descubrir a la famosa "criatura marina".
También existe la posibilidad de hacer un crucero por el lago Ness desde Fort Augustus, desde Abril hasta Octubre, desde las esclusas del canal Caledonia.

Los castillos



Edimburgo


Construido sobre un volcán apagado, proporciona una excelente vista sobre la ciudad.

Blaia


Al Norte de Pitlochry. Antigua casa fortaleza de los condes y duques de Atholl. Cabe destacar el salón de entrada pues dispone de una amplia colección de armas, fusiles, rodelas, espadas y ballestas.


Cawder


Es el más romántico de los Highlands y está situado entre Inverness y Naim cercando la carretera B 9090. Esta relacionado con Shakespear y Macbeth.


Urquhart


Cerca de Drumnadrochit. Ruinas del castillo dominan el lago. “Nessie” quizá se esconda no muy lejos. ¿Quien sabe? Eilean.
El pintoresco castillo en medio del lago Duich. Está de Camino hasta la isla de Skye.

Enlaces patrocinados:

TRENES A VAPOR



Les tienen mucho cariño a las reliquias de su revolución industrial y no pierden una oportunidad de viajar por el túnel del tiempo. Los trenes a vapor suelen recorrer zonas de gran belleza:


Strathspey Steam Railway entre Aviemore y Boat of Garten.
Posibilidad de comer a bordo. Cinco salidas diarias.



De Fort William a Mallaig


Una sola salida por la mañana (el trayecto dura unas 6 horas ida y vuelta). Fabuloso recorrido que pasa por los yaks mas escarpados de la región, entre las Escaleras de Neptuno (impresionantes esclusas a la salida de Fort William) y el litoral está engalanado con playas de arena finísima.



Gastronomía


El whisky, como todos los aperitivos abre el apetito. De primero podrá elegir entre una variada paleta de sopas como Cock-a-leekie (pollo y puerro con ciruelas), Scotch Broth (verdura y cebada) o Cullen Shink (soda con fuerte sabor a ahumado).

Para el plato fuerte


En Escocia nada mejor que el haggis una especie de pastel de carne que se sirve acompañado con puré de patatas y nabos. Recuerde también que en los bosques es fácil encontrar venado, en las praderas corderos, en los ríos salmones y en el mar mariscos.

Postres


De postre, recomendamos las galletas de avena llamadas Oatscakes, que se sirven con quesos escoceses como el Caboc (compuesto de una especie de rollo de queso cremoso con harina de avena), el Bonchester de los Borders o el Cheddar de Orkney.

Los más golosos preferirían untar estas estupendas galletas con las Confituras de Dundee, elaboradas a base de naranjas valencianas o bien con bayas escocesas del tipo tayberry, un delicioso y apetitoso cruce entre frambuesas y moras.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

La ruta del whisky

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: