Costa Rica es un paraíso bellezas naturales

Costa Rica no se llama así por gusto; el nombre de veras la describe. Situada en Centroamérica entre Panamá, al sureste, y Nicaragua, al norte, esta tierra rebosa bellezas naturales.


Con una topografía muy variada, desde la espina dorsal de sus montañas y sus nueves, volcanes activos, hasta los dos mares que la bañan (al este, el Caribe, y al suroeste el Pacifico), el país también tiene un clima muy variado y una rica vida silvestre. Gracias a una feliz combinación de protección ambiental y turismo ecológico, la tierra de los ticos es un modelo de conservación ecológica.


En sus 51.100 km2 de rico suelo habitan tres y medio millones de ticos, 10.000 especies de plantas distintas (4% del total de la tierra entera) y una fauna de una diversidad sin paralelo (hay, entre otras, 200 especies de mamíferos, 1.000 especies de mariposas y 850 de pájaros; o sea, más especies que en toda Norteamérica. Por su suelo volcánico (rico en minerales), las abundantes lluvias que lo bañan y los vientos tropicales, en sus incomparables bosques de lluvia florecen 1.200 variedades de orquídeas.

Enlaces patrocinados:

Costa Rica es el sitio ideal para descansar del estrés cotidiano o para tomar unas vacaciones ecológicas, y desde luego, también es un lugar favorito de los fanáticos del turismo de aventura.


En Costa Rica puedes conducir un auto hasta el mismo cráter de un volcán, atravesar el corazón de una jungla montañosa, tomar un tram o transportador aéreo y surcar la espesura de sus bosques a la altura de las copal de los arboles, o darte un chapuzón después de solearte en sus muchas playas.


Para empezar, llegarás a la capital de la nación: San José, situada en lo alto de un valle intramontano. Aquí viven unas 300.000 personas. Su riqueza principal proviene de la agricultura y el turismo. Las viandas y las frutas son, francamente, deliciosas. No dejes de probar ni tampoco los platillos típicos de sus ranchos restaurantes: "gallo pinto", tortillas, pescado, mariscos.


En el corazón de Costa Rica podrás hospedarte en un buen hotel. Tanto en el Valle Central como en la propia jungla, hay hospedajes para todos los gustos: desde hotelitos pequeños y amistosos tipo bed and breakfast, hasta cabañas, chalets y chozas rústicas. Desde allí puedes tomar excursiones a parques nacionales, caminar por un bosque de lluvia, identificar y admirar plantas, flores, pájaros de mil colores, monos, iguanas, cocodrilos y hasta perezosos. Experimentarás la sensación de viajar al pasado y olvidarás el mundo moderno y su estrés cotidiano.


El clima es tropical, con dos estaciones la seca de diciembre a abril y la lluviosa el resto del año.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Costa Rica es un paraíso bellezas naturales

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: