Fábula infantil de la mona y la zorra

Cierto día una mona se encontraba de visita con la zorra, a la cual le decía más o menos algo así:


Por mi fe que tenéis bella persona, gallardo talle, cara placentera, airosa en el andar como vos sola; y a no ser tan deforme vuestra cola, seriáis en, lo hermoso la primera.


Escuchad un consejo que ha de ser a las dos muy importante: yo os la he de cortar, y lo restante me lo acomodaré por zagalejo.


La zorra responde:
¡Abrenuncio! es cosa para mi menos amarga barrer el suelo con mi cola larga que verla por pañal bien se yo dónde.


"Por ingenioso que el necesitado sea para pedir al avariento éste será de superior talento para negarse a dar de lo sobrado"

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Fábula infantil de la mona y la zorra

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: