Fábula de las dos ranas

Un día los colores del estío secaron la laguna en que habitaban dos ranas. Entonces ambas se fueron en busca de un nuevo domicilio, y encontraron un pozo profundo que a la sazón casi se desbordaba de agua.


Entonces una de ellas dijo:


Aquí nos acomodaremos fácilmente.


Pero contestó la otra


Tienes razón, pero si el pozo llega a secarse, ¿cómo saldremos?


Pensando un rato se dieron, pues el abrazo, y se fueron en busca de otra charca, que era su verdadero domicilio.


"Muchas veces creen encontrar algo mejor pero nunca tienen seguridad de ello y vuelven al mismo lugar"

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Fábula de las dos ranas

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: