Fábula de la tortuga y el águila

Cierto día suplicaba al águila una tortuga que le enseñase a volar; y aunque aquella le decía que nada era tan contrario a su naturaleza como esta pretensión, la tortuga instaba con tales ruegos y razones, que su amiga accedió al cabo de la solicitud.


Tomándola, abrió las garras; pero el torpe animal se hizo un ovillo y cayó sobre unas piedras, donde perdió la vida.


"De un modo análogo se estrella todo el que quiere hacer alguna cosa para la cual le faltan los dones naturales"

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Fábula de la tortuga y el águila

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: