En el reino de Kuna Yala

A pesar de que se adaptan a la sociedad del hombre blanco, son tan inalcanzables como los habitantes de otro planeta. Estos extraños hombres son indios de la tribu de los Kuna. A su territorio en el istmo de Darien ese estrecho puente de tierra firme que va de Panamá hasta la frontera con Colombia y a su reino de islitas, lo llaman Kuna Yale.


En la comarca de San Blas, en un archipiélago de 375 islas cocoteras aparentemente paradisiacas, los 30.000 indios Kuna supervivientes se han aislado del resto de la humanidad, con un aparato administrativo estricto y de organización casi prusiana.




Según apreciaciones españolas, en 1741 habían alrededor de 50.000 Kuna; hoy en día son alrededor de 30.000, con lo que se convierten, después de los 150.000 indios miskitos en Nicaragua y Honduras, y de los 60.000 guayamí en la zona panameña del Pacifico, en el tercer pueblo indígena de América Central.


El reino precolombino de los Chibcha, en Colombia y Panamá, recibió de los conquistadores españoles el nombre de “Castilla de Oro”, debido a su arte como elaboradores de oro. Los Cueva, posibles antepasados de los Kuna en la época de los conquistadores, se asentaron en el corazón de la región de los Chibcha, en la espesa selva de Darien.
No obstante, todavía se discute si los Cueva pertenecen a uno de los múltiples y variados pueblos Chibcha o a los Caraibo o caribeños.


Probablemente fueron una mezcla de ambos. La lengua de los Kuna contiene en si más elementos de los Caraibo que de los Chibcha. Su pequeña figura se diferencia de la de los Chibcha supervivientes, sobretodo los hombres, con sus cabezas redondas y sus figuras de miembros cortos, se asemejan a los indios de la selva brasileña y de habla caraiba.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

En el reino de Kuna Yala

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: