Las desventajas de culpar a los demás por todo

Creer que siempre el otro tiene la culpa de lo que le sucede a uno, es una irresponsabilidad no asumir la parte que le toca a uno y quedarse, así, en una postura de comodidad, esperando que las cosas cambien por sí solas. Empezar a confiar en nuestros propios recursos, y reconocer y aprender de los errores cometidos es parte, del proceso para pasar del papel de espectador al de protagonista.


Gran parte de la vida emocional es inconsciente; los sentimientos que se agitan en nuestro interior no siempre atraviesan el umbral de entrada a la conciencia. Pero, una vez que la reacción pasa a ser consciente, la persona puede volver a evaluar las cosas, decidir que prefiere minimizar los sentimientos experimentados y cambiar su visión de la realidad.


El “papel de víctima” es una postura mental en la que la persona está teniendo un modo subjetivo de interpretar los sucesos insatisfactorios de su vida, de modo tal que siempre termina siendo la damnificada y los demás, los culpables que le han hecho algún daño.


El individuo que asume, en el guion de su vida, la postura de víctima, suele relatar las cosas que le ocurren como ajenas a él, como consecuencia de las circunstancias o de la acción de otros, nunca de su propio comportamiento.


No alcanza a entender que en toda interacción, en la cual esta o estuvo inmerso, él también actuó y reacciono de alguna manera para que los sucesos se derivaran así, ya que formó parte de dicha situación. Por lo tanto, como interpreta que la culpa es totalmente del otro, él solamente padece las consecuencias de la acción ajena.


La solución es dejar de hacerse la víctima y ver que la culpa ha sido una negligencia de uno mismo, lo mejor es asumir la responsabilidad y dejar de culpar a los demás.

Escribe tus comentarios en

Las desventajas de culpar a los demás por todo

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: