Fábula del carretero y Hércules

En un atolladero el carro se atascó de Juan Regaña; él a nada se mueve ni se amaña, pero jura muy bien. ¡Gran carretero!


A Hércules invocó, y el dios le dice:


Aligera la carga, ceja un tanto, quita ahora ese canto.


El carretero dice:


¿Ésta?


Hércules responde:


Si.


El carretero contesta:


Ya lo hice.


Hércules le dice:


Pues enarbola el látigo, y con eso pues a caminar.


De esta manera, arreando a la Molina y la Roncera, salió Juan con su carro del suceso.


"Si haces lo que estuviere de tu parte pide al cielo favor, y ha de ayudarte"

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Fábula del carretero y Hércules

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: