Los rincones mágicos en Roma

Ninguna ciudad en el mundo ofrece tantos descubrimientos inesperados, tantos rincones para soñar, tantos enclaves mágicos. Seguido el azaroso rumbo del corazón, buscando los caminos olvidados junto a los caminos inolvidables: rincones para el paseo, para la tertulia, para la cita; referencias insólitas para los que prefieren lo desconocido; lugares que no deben perderse los amantes de la historia y del arte; una guía para los sibaritas, y también para los soñadores y buscadores de leyendas...


Cuándo ir

Roma es un destino muy popular durante el periodo que va de la primavera al otoño, los meses de invierno tienden a ser lluviosos y fríos (entre 5 y 10 centígrados). La temperatura puede llegar a casi 40°C en verano, que es la temporada turística alta.

Los residentes suelen hacer vacaciones en agosto, por lo que muchas tiendas y restaurantes están cerrados durante ese mes, y en muchos lugares hay carencia de personal de servicio. Por el contrario, el tráfico es mucho menos agobiante y los visitantes tienen la ciudad más a su disposición.

El centro histórico de Roma es relativamente compacto y puede disfrutarse mejor recorriéndolo a pie. Destine al menos cinco días si quiere visitar cómodamente los principales lugares de mayor interés.

Enlaces patrocinados:

Un buen punto de partida para iniciar la visita al centro histórico de Roma es el Coliseo (Colosseo) (Piazza del Colosseo); un inmenso monumento arquitectónico y una obra maestra de la ingeniería del siglo I de nuestra era, que ha servido de modelo prototípico en la construcción de muchos estadios modernos.


Casi al lado mismo del Coliseo se yergue el Arco de Constantino, erigido en el siglo IV de nuestra era para conmemorar una de las victorias militares de aquel emperador frente a Via dei Fiori Imperiali 699-0110; se paga entrada.


No muy lejos de allí se encuentran el Foro Romano y el Palatino (frente a Via dei Fiori Imperials), que fue el centro religioso, comercial y político de Roma desde el año 750 antes de Cristo hasta la caída del Imperio Romano.


Sant' Angelo (Lungotevere Castello), construido durante el siglo II de nuestra era como mausoleo del emperador Adriano y convertido en fortaleza más de un siglo. Entre lo mas destacado del castillo podemos señalar sus paredes estucadas y decoradas con pinturas al fresco, sus delicados muebles de época y la colección de tapices de los aposentos pontificales donde buscaron refugio los Papas durante la Edad Media; la impresionante colección de armas y armaduras antiguas en la zona de las mazmorras.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Los rincones mágicos en Roma

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: