Enlaces patrocinados:

¿Por qué nos cuesta tanto pedir perdón?

¿Que tanto te cuesta pedir perdon y perdonar?, ¿Por qué algunas veces cuesta tanto pedir disculpas?, ¿Qué parece más difícil: perdonar o pedir perdón?

Pedir y otorgar el perdón es un acto que puede darse entre individuos ligados emocionalmente (familiares, pareja, amigos), laboralmente, entre extraños, grupos o naciones; no obstante, si hiciéramos una encuesta entre todas las personas que conocemos y les preguntáramos que es lo que menos dicen, encontraríamos que es el “perdón" y "te perdono".


¿Por qué nos cuesta tanto pedir perdón? Esa palabra no es un insulto porque no ofende a quien la recibe y no es complicada de pronunciar, entonces, ¿Por qué es tan difícil?


Estas son algunas de las razones más comunes:

Orgullo: Seria admitir nuestra parte.
Deseo de invulnerabilidad: Creemos que nos hace débiles ante el otro.
Posición: Nos parece que es elevar al otro por encima de nosotros.
Razón: Parecería que implica que el otro tiene la razón indiscutiblemente.
Miedo: Nos sentimos cobardes, como que no guardamos nuestra posición celosamente.

Enlaces patrocinados:

En una discusión podemos sacar toda la furia que llevamos dentro; podemos insultar, gritar, mentir, tergiversar e incluso golpear, y nos convertimos en energúmenos que reprochan hasta la cosa mas insignificante. Nos justificamos diciendo que fue la otra persona quien empezó, que nosotros estábamos muy tranquilos hasta que ese alguien vino a tocarnos la fibra más íntima y sensible; o alegamos que estábamos cansados debido al exceso de trabajo, al escándalo de los niños, por culpa del tráfico, etc.


Cualquier excusa es buena para dejar salir al demonio que llevamos dentro y permitir que junto con el campee la intolerancia, la cerrazón y un sentimiento de destrucción masiva al más puro estilo de Rambo, anulando la posibilidad de decir en voz alta lo que es justo, bueno y lo cínico que pudiera recomponer el equilibrio: pedir perdón o perdonar.


Y antes de que esa palabra tan humilde, que puede arreglarlo todo, salga de nuestra boca, preferimos sentirnos mal, tristes y avergonzados. Preferimos encerrarnos en una burbuja emocional aislada para seguir "rumiando" los terribles agravios y ofensas de las que fuimos objeto, haciéndonos las victimas y echándole la culpa al otro. Y todo por no admitir que pedir perdón o perdonar no nos hace menos y si provoca cambios en las personas.


Existen cuatro motivaciones básicas para pedir perdón:
• Porque lamentas haber causado sufrimiento aunque haya sido sin querer o de manera inevitable.
• Para evitar que una relación se fracture, o para rescatarla.
• Para eludir o reducir un castigo.
• Para descargar una sensación que te agobia, una conciencia culposa, un sentimiento de vergüenza que puede deberse a
situaciones tan inocuas como olvidar una película que ibas a prestar.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

¿Por qué nos cuesta tanto pedir perdón?

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario:

Random Posts

¿Cómo se le dice a una persona que no se rinde fácilmente? Beneficios de ser una persona justa Beneficios de ser una persona culta ¿Por qué es importante ser culto? Consecuencias de una persona sin estudios ¿es malo no estudiar? Cuando es bueno tener un modelo a seguir en la vida ¿Cómo cambiar la manía de llegar tarde? Consejos para hacer frente a circunstancias difíciles de la vida ¿Cómo ordenar las prioridades de mi vida? ¿Cómo y por qué admitir un error? ¿Por qué no puedo superarme por más que lo intento? Como observar las cosas con el poder de la intuición Ventajas y desventajas de la autoconfianza Frases de triunfo y logros en la vida Cómo vivir en armonía con los demás Quiérete a ti mismo Cómo acabar con la pereza o indolencia Cómo dejar de hacerse la víctima Qué es la apatía y algunas de sus características Cómo quitarse un "peso de encima" Demóstremos empatía como valor humano Cómo se puede fortalecer la autoestima Cómo superar la arrogancia y el orgullo Cómo cambiar algunas actitudes negativas ¿Cuál es la diferencia entre un optimista de un pesimista? Cómo conseguir y tener armonía y paz en la familia El uso de la voluntad Es importante hablar y dejar hablar Razones para amar tu trabajo Consejos para tener un buen rendimiento mental en el trabajo Los cinco síntomas del "enganchado" El precio de la rigidez emocional ¿Dónde está la felicidad? ¿Qué pasa con la felicidad? Tipos de personas que pueden arruinar las conversaciones Tipos de culpas Inteligencia emocional y autoestima Cualquiera puede resolver los problemas Cambio de actitud que lleva al deseado éxito La autocritica es una herramienta que nos permite "mirarnos" a nosotros mismos La importancia de trabajar en equipo - la comunicación es la clave El perfeccionismo tiene dos caras
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulsando en aceptar está dando su consentimiento para la utilización de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Aceptar | Más información