¿Cómo superar el sentimiento de culpa?

La culpa puede tener dos caras: un anverso amable, que a veces suele hacer a las personas asertivas que se responsabilizan de sus actos; y un reverso negativo, que paraliza e impide el crecimiento y el de los demás.


Manejar la culpa implica tomar las riendas de la vida, reconocer errores propios para aprender de ellos, y dejar que los demás puedan hacer lo mismo.


La culpa siempre pesa, ésta es la razón principal por la cual siempre se desea liberar de ella. Muchas veces cuando las personas se sienten culpables, se les nota una especie de peso que afecta moralmente, emocionalmente y corporalmente a la vez.


Se trata de un peso que algunas personas cargan siempre sobre sus espaldas, ya que muchas veces viven adjudicándose las culpas de todo lo que ocurre a su alrededor; otras personas, en cambio, tratan de cargarlo sobre los demás, buscando culpables fuera o bien utilizando la culpa como una forma de chantaje emocional.


Pero tanto la culpa que se carga sobre hombros propios, como la que transfieren los demás, puede tener efectos perjudiciales para la salud, bienestar y relaciones. De ahí que la culpa se presente a veces como una de las emociones más dañinas y destructivas que existen.


Pero, como todas las emociones, la culpa no es buena o mala en sí misma: todo depende de cómo se le afronte, muchas veces puede resultar perjudicial no es el hecho de sentir la culpa, sino la manera de vivirla e interpretarla. Por este motivo, se debe de liberar de las formas inadecuadas de afrontarla más que de la culpa en sí.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

¿Cómo superar el sentimiento de culpa?

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: