Porque no debemos quejarnos de nuestra suerte

Suele pasar que cuando no nos salen las cosas a nuestra manera nos quejamos, pensamos y decimos que la suerte no está de nuestro lado. ¿Hay razones de quejarse por todo o podemos hacer algo al respecto? Veamos.

"Céntrate en quejas y más quejas, y con absoluta certeza llegaran más motivos para quejarte…"


Reflexiones de quejarse ¿Por qué no es bueno quejarse?


Es fundamental dejar de quejarse. O tomamos el papel de simples víctimas, o el de personas que contamos con la capacidad de mejorar nuestra situación. Recordemos esto:
¿Por qué no es bueno quejarse?
¿Por qué no es bueno quejarse?
  • “Aquello en lo que te centras se expande”.
  • “Lo semejante atrae lo semejante”.
  • La muerte y la vida están en poder de la lengua.

Céntrate en quejas y más quejas, con la más absoluta certeza llegaran más motivos para quejarte.
Pon tu foco de atención en quejarte y atraerás más de lo mismo, es decir más situaciones para que estar de quejumbroso, y con creces.
Hablamos lo que almacenamos dentro de nosotros (cosas buenas o malas). Si perdemos la razón con la queja, en lo ordinario, lo sórdido y en lo negativo, entonces transmitimos esas imágenes mentales y lo ordinario, lo sórdido, lo negativo y quejas, más nos llegara.

Enlaces patrocinados:

"Se perseverante en lo que emprendes o quieres. Con quejarse no se logra ni nunca nadie ha alcanzado algo..."


¿Cómo cambiar la queja?


Así que de ahora en adelante, cambia la queja por una actitud mental positiva:
  • Cuidar la boca de las quejas es querernos, cuidarnos y guardarnos. Primeramente a uno mismo y también a quienes nos rodean.
  • La actitud mental positiva atrae la buena suerte. Es el conjunto de pensamientos positivos que prevalecen en la mente que aportan confianza y alegría continúa. Tiene la capacidad de atraer lo bueno y lo bello. La actitud mental negativa los repele, nos aparta de todo aquello que hace que la vida merezca la pena de ser vivida (de este lado son las quejas).
  • ¿Tienes mala suerte y problemas? Eso es bueno (¡sí! aunque no lo creas), ¿por qué? porque los reiterados triunfos sobre tus problemas componen los escalones de la escalera que te dirigirán al éxito. A cada logro aumenta tu sabiduría, tu situación y tu experiencia.
  • Pon tu mente en las cosas que quieres y retírala de las cosas que no quieres. Usa tu voluntad a propósito para dejar de quejarte y hablar más favorablemente, o por lo menos guardar silencio.
  • Se perseverante en lo que emprendes o quieres. Con quejarse no se logra ni nunca nadie ha alcanzado algo. No hay que abandonar la lucha ante los primeros signos de derrota.


Si hacemos de la persistencia nuestra consigna llega el momento en que el fracaso y su respectiva queja se cansan de seguirnos y se van.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Porque no debemos quejarnos de nuestra suerte

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: