¿Cómo compruebo si estoy tomando una buena decisión o una mala?

De acuerdo a los resultados mismos que no serán igual, posiblemente sean parecidos pero nunca serán iguales.

Es importante aprender a diferenciarlos porque en caso de confundirlos pueden acarrear problemas posteriores, y lo peor de todo, creyendo firmemente que fue lo mejor que se podía hacer.

En la vida del ser humano siempre se deben tomar decisiones, algunas importantes, y otras de menor trascendencia, pero a final de cuentas, todas repercuten en el futuro de la persona, es decir, si las cosas se hacen bien desde un principio, las probabilidades de fallas posteriores se reducen.


¿De qué depende que una decisión sea buena o mala?
¿De qué depende que una decisión sea buena o mala?

Ejemplo de una buena decisión:



La decisión más importante a la que se enfrenta una persona es la referente a su futuro profesional, porque va a marcar la pauta del trabajo de la persona, si a esto se le añade que cuenta con el apoyo familiar, podría resultar en un proyecto satisfactorio, hasta aquí todo parece idóneo, pero nótese que la mejor decisión fue orientarse en algo del gusto dela persona, y en la cual la familia se siente involucrada y comparte sus logros.

Enlaces patrocinados:

Ejemplo de una mala decisión:



Una decisión mal tomada es aquella que implica ir en contra de viento y marea, en contra de todo y de todos, solo por seguir un posible espejismo que pronto se desvanecerá, si se toma en cuenta que la mayoría de las veces, la familia es capaz de apoyar y aconsejar, entonces, aún se está a tiempo de revertir la mala decisión y enderezar el barco, pero cuando la obstinación es mucha entonces no solo se pone un alto, sino que se sigue cada vez más ahondando y metiéndose en problemas.


¿Cómo tomar solamente decisiones acertadas?



• Despojándose de egoísmos, anteponiendo la prudencia y la sensatez.

• Analizando repercusiones futuras.

• Buscando solucionar una cuestión sin respuesta.

• Ignorando influencias negativas sobre todo de personas externas.

• Previendo posibles gastos, inversiones, ganancias, y reduciendo al mínimo el riesgo de pérdida.

• Pensar en los seres amados, que son aquellos que también le aman, la familia puede ser un buen ejemplo.

• Evitando afectar a terceros, y rencillas posteriores.

• No generar problemas sino por el contrario hallar soluciones.

• Pensar positivamente y tener siempre los pies firmes sobre la tierra.

• Mantenerse firmes y convencidos en un proyecto determinado.

• Creer en la capacidad personal para crear, inventar y proponer.

• Estudiar a conciencia sobre el tema a trabajar, de este modo se reducen riesgos y se aumentan beneficios.

• Si la iniciativa provoca un bienestar general, entonces fue una buena decisión.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

¿Cómo compruebo si estoy tomando una buena decisión o una mala?

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: