Fábula el zorro y las uvas verdes de Esopo

Un día, se encontraba el zorro caminando por el campo cuando de repente vio una vid con un bonito racimo de uvas. Colgaba en medio de las hojas y los granos se veían rosados y suaves como el terciopelo.


Fábula del zorro y las uvas
Fábula del zorro y las uvas
¡Qué uvas tan esplendidas! Deben estar deliciosas y frescas, dijo la zorra saboreándose. Como el racimo estaba alto, intentó conseguirlo alzándose sobre sus patas traseras. Pero, no puedo, estaba aun más alto todavía.


Entonces se le ocurrió y dio un pequeño impulso para saltar y nada. Saltó tres, cuatro veces, cada vez con más fuerza. Pero, no, no pudo conseguirlo, estaba más lejos todavía.


Entonces, moviéndose y dando la vuelta para continuar su camino, dijo, con mucho coraje: Pero porque quiero yo esas uvas tan verdes. Nunca es fácil reconocer los fracasos. Por eso solemos decir:


“Están verdes las uvas"
"cuando cualquiera habla mal de algo que no pudo alcanzarlo"

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Fábula el zorro y las uvas verdes de Esopo

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: