¿Quién eres y hacia dónde vas?

Muchas veces cuando uno ya se siente “grande” quizá uno se hace estas preguntas, también y no. Pero resulta importante tratar de responder a estas dos interrogantes.


¿Quién soy?
¿Hacia dónde voy?

Puedes suponer que eres el capitán de una pequeña embarcación y que te encuentras en medio del océano al frente del timón. Son las diez de la mañana y navegas girando la rueda hacia un lado y hacia el otro para llegar a tu destino.

¿Crees que navegas más rápido, podrás llegar a tu destino antes de que oscurezca? Si tu respuesta fue afirmativa, debes de saber que te has precipitado demasiado. Si tu respuesta fue negativa, también te has precipitado pero menos.
Si tu respuesta fue: “No lo sé”. Has respondido acertadamente.

En efecto. No es posible que sepas cuando habrás de llegar a tu destino, si desconoces hacia dónde vas. En otras palabras, desconoces cuál es tu destino.

Por otra parte, si tú tienes por lo menos una vaga idea de hacia dónde te diriges (hacia una isla que se encuentra al norte, al sur, al este o al oeste), es más probable que puedas calcular el tiempo que tardes en llegar. ¿Y esto qué?

Bueno esto mismo se puede aplicar a nuestras vidas. Si uno sabe quién es y hacia dónde se dirige, es más probable que dirijamos nuestra propia embarcación hacia un puerto seguro, de otra forma lo más probable es que naufraguemos en el mar de la vida.

No te preocupes tampoco demasiado. Debes de saber que mucha gente navega por la vida sin conocer su rumbo y no por ello no salen adelante. La pregunta es: ¿Qué tan bien les va en la vida?

Por eso, es importante que desde ahora se comience a pensar en lo que somos, en quiénes somos y qué es lo que queremos hacer con nuestra vida.

No se trata solamente de definir qué es lo que vamos a estudiar en el futuro (la preparatoria, la universidad, tal vez un posgrado), ni mucho menos. Se trata de tener una idea, aunque sea vaga de lo que deseamos que sea nuestra vida.

Existen muchas formas de vida. Y para ello lo que hace falta volver a soñar. Si, volver a soñar, porque ésta es una facultad que poco a poco hemos perdido con base en las “enseñanzas” de la gente que nos rodea que nos dice a cada momento que ya no somos unos niños, y que debemos empezar a comportarnos como adultos.

1 on "¿Quién eres y hacia dónde vas?"

     
Escribe tus comentarios en

¿Quién eres y hacia dónde vas?

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: