Cuenta ratones

Había una vez una serpiente muy ambiciosa que un día dijo: "Tengo mucha hambre que me comería diez ratones" entonces un día muy esplendoroso, varios ratones se divertían en el campo.



Cautelosos, se cuidaban de las serpientes. Pero cuando les dio sueño se olvidaron de ellas... y se echaron una siesta. Mientras dormían pasaba la serpiente ambiciosa, hambrienta y glotona que andaba buscando sus ratones.

En el camino se encontró un frasco grande, bonito y vacío, entonces dijo: "Llenaré de ratones este frasco".
No tardó en encontrar tres ratones, pequeños, calientitos, apetitosos y profundamente dormidos. Dijo de nuevo la serpiente: "Primero los contaré y luego me los comeré,
¡¡Cuenta ratones!! Uno... dos... tres." Los metió en el frasco, pero tenía mucha hambre, no le bastaban tres ratones. Pronto encontró otros cuatro más y los contó.: "Cuatro... cinco... seis... siete.", pero tenía mucha hambre, no le bastaban tres ratones.
Finalmente encontró otros tres ratones y los contó de nuevo: "Ocho... nueve... diez diez son suficientes, ahora pequeños, calientitos y apetitosos ratones me los comeré".
Entonces dijo un ratón: "Espera, el frasco aún no está lleno, y mira el ratonzote que se ve allá". La serpiente muy glotona, presurosa se fue a atrapar al "ratonzote".
Cuando la sepiente se fue, los ratones inclinaron el frasco hacia un lado, luego hacia el otro, hasta que lo volcaron.
"Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno". Los ratoncitos se contaron al revés y todos corrieron a su casa.
La serpiente llegó a donde estaba el "ratonzote" que no era tal, sino una fría y dura piedra.
Y cuando regresó el frasco estaba vacío y por lo tanto no comió nada por ambiciosa. Fin

2 on "Cuenta ratones"

     
  1. Cómo añoro esos libros. Quisiera q regresarán a los niños les encantaban. Gracias por publicarlos

Escribe tus comentarios en

Cuenta ratones

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: