Cómo podemos ayudar a superar los obstáculos de nuestros hijos

Muchas veces, la primera reacción de los adultos frente al niño que llora, porque no se enfrenta a los problemas; de hecho les hubiese gustado que sus hijos fueran más bien guerreros, fuertes y decididos. Es posible que esta evidencia remita inconscientemente a las dificultades que tuvo uno siendo niño y que ya han olvidado.


De forma incongruente, cuanto más uno haya sufrido en el pasado, menos toleran que este tipo de problemas afloren en la vida de su hijo. Por ello, es necesario aclarar estos aspectos y reconocer que el problema es, en ocasiones, propio.


Cualquiera que sea el caso, hayan sufrido o no en la infancia, lo que importanta ahora es proporcionar cobijo, apoyo y confianza a su hijo, que es quien se siente el peor de todos. Si uno mismo no se vuelve más exigentes con él, no conseguirá superar los obstáculos. Solamente lo logrará si siente, con total certeza, la compañía amorosa de sus progenitores, la más absoluta comprensión y la cercanía entre su mundo emocional y el de sus padres.


En fin, los padres saben perfectamente cuáles son los tesoros que hacen especiales a cada uno de sus hijos. Saberlo es de gran importancia, manifestar abiertamente que esas virtudes son maravillosas y que por ello, sus hijos se convierten en unos seres especialmente admirados por nosotros, es lo que les posibilitará sentirse respaldados y seguros frente a la adversidad.

Escribe tus comentarios en

Cómo podemos ayudar a superar los obstáculos de nuestros hijos

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: