Ejemplos de iniciativa propia en la vida cotidiana

La iniciativa propia es necesaria para el desarrollo y el progreso de la humanidad, no basta con solo saberlo, hay que vivirlo diariamente en nuestra vida cotidiana. Tener iniciativa propia es levantarse de la indiferencia, la apatía, la pasividad, el miedo, el conformismo, la mentira, etc. en nuestra forma de afrontar la vida.

Tener iniciativa propia es aplicar el ánimo, la fuerza de voluntad, la perseverancia, la alegría, el optimismo, la verdad, etc. en nuestras acciones, eso sí, nunca pensando en recibir nada a cambio o pensando que otros van a seguir tu ejemplo (aunque si se puede dar). A continuación, algunos ejemplos de cómo es una persona con iniciativa propia.

Enlaces patrocinados:

Ejemplos de iniciativa propia en la vida cotidiana:


Persona que tiene iniciativa propia
Persona que tiene iniciativa propia
  • Hacerse de tiempo para estudiar diversos temas con la finalidad de ampliar conocimientos, tanto los de la escuela, del trabajo o algo en general.
  • Aprender cómo es el cuidado de la salud y ponerlo en práctica conforme las posibilidades que se tengan.
  • Dejar de perder el tiempo en cosas vacías o vanas.
  • Afrontar los retos, carencias o limitaciones con buen ánimo y voluntad, es decir, evitar estar quejándose, culpando o justificándose de todo.
  • Emprender y llevar a cabo acciones que fomenten la sana y correcta convivencia en un grupo o en sociedad, por ejemplo: ser amable, saludar, sonreír, agradecer, etc.
  • Aplicar la fuerza de voluntad a tus objetivos personales de superación personal.
  • Saber que nunca es tarde para comenzar, aprender, mejorar, corregir, rectificar cosas que necesitamos y que nos suceden. Y por supuesto entrar en acción.
  • Aprender del alrededor, tomar decisiones, anhelar algo mejor.
  • Saber y ser consiente que cada persona puede tener iniciativa propia, no hay pretextos. No hay porque argumentar: “si tuviera esto”, “si yo fuera como él”, “si hubiese sido así”, “si no fuera así”, etc. Cada persona ha sido dotada de lo que necesita, de lo que es bueno para cada uno. Lo que no se tiene, es porque o no lo necesita o hay que trabajar en ello. Todo es para bien, en toda circunstancia se puede tener iniciativa propia.

"Tener iniciativa propia es aplicar el ánimo, la fuerza de voluntad, la perseverancia, la alegría, el optimismo, la verdad, etc. en nuestras acciones, eso sí, nunca pensando en recibir nada a cambio o pensando que otros van a seguir tu ejemplo…"


Otros ejemplos muy cotidianos, pero necesarios:


  • Barrer la banqueta de tu casa sin necesidad de recordatorios.
  • Reunir a un grupo de amigos y/o vecinos para limpiar la calle o levantar la basura.
  • También iniciativa propia es no estar pasivo, esperando que algo “mágicamente” suceda. Puedes barrer el piso, acomodar las cosas de la casa, ordenar tu recamara, lavar los trastes, cortar el pasto, etc.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Ejemplos de iniciativa propia en la vida cotidiana

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: