Los músicos de Bremen

Hace tiempo en un lugar cercano a la ciudad de Bremen vivía un burro, era ya viejo el burro que ya no podía trabajar, el burro sabía tocar el violín y pensó que como el tocaba bonito podría formar una orquesta.



El burro se encontró un perro triste y viejo, a quien sus dueños lo echaron de la casa y le dijo: “Tú tocas muy bonito el saxofón, ¡Vamos a Bremen y formemos una orquesta!”.
Más adelante se encontraron un gato viejo y triste que ya no podía cazar ratones a quien sus dueños lo echaron de la casa, el burro le dijo: “Tu tocas muy bonito la guitarra, ¡Vamos formemos una orquesta en Bremen!”.
Cerca de llegar a Bremen se encontraron un gallo viejo y triste, a quien sus dueños querían cocinar en caldo, el burro le dijo: “Tu tocas muy bonito el clarinete, ¡Vamos entremos a Bremen y formemos una orquesta!”.
Cuando llegaron a Bremen todos vieron una casa con luces encendidas y el burro dijo: “¿Qué les parece si cantamos? Tal vez nos den de comer”, pero la casa era de ladrones.
El perro se subió sobre el burro, el gato sobre el perro y el gallo sobre el gato. Cantaron en lugar de tocar, los ladrones se asustaron con esos horribles cantos y se salieron corriendo de la casa.
Entonces todos los animales músicos se quedaron en la casa, comieron y durmieron, los ladrones regresaron pero al entrar el gallo los picó, el gato los arañó, el perro los mordió y el burro los pateó.
Nuevamente los ladrones salieron corriendo y nunca más volvieron, los animales decidieron quedarse a vivir en la casa, donde tocaban y cantaban alegremente, desde entonces la gente los conoce como Los músicos de Bremen.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:

3 on "Los músicos de Bremen"

     
Escribe tus comentarios en

Los músicos de Bremen

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: