Frases leídas en algún lado

Aquellas frases que por alguna razón se quedan en el subconsciente, pero que son especialmente recordadas se deben sobre todo al ingenio con que fueron escritas, esto es lo que les hacen especiales.


Frases que se leen en cualquier sitio
Frases que se leen en cualquier sitio
Una frase recurrente es aquella que en pocas palabras da a entender muchas cosas, pero que en realidad es muy sencilla de discurrir, y es que suelen ser engañosas.


Generalmente son escritas por personas que leen mucho, y con preparación literaria, pero también mucho sentido creativo de las palabras.


No cualquiera es capaz de escribir metáforas, anécdotas, vivencias y experiencias personales en frases tan simples.


Para muchas personas son un distractor para las jornadas arduas de trabajo, la razón es muy sencilla: en pocas palabras logran sacar una sonrisa.


Quizá esto sea más importante que una reflexión porque ayuda durante algunos momentos a olvidar los problemas.

Enlaces patrocinados:

Algunos ejemplos de frases leídas en algún lado:



• “No servir para nada es una de las pocas cosas para las que soy bueno” Esta frase se refiere a la aceptación de su propia forma de ser, ya sea buena, mala, mediocre o excelente pero siempre propia, es usual oírla en personas con un sentido de personalidad original.

• “Lo mío fue un acto de justicia; yo te robé un beso porque tú llevabas días robándome el sueño” sin duda, una ilusión romántica por el ser amado, porque no obstante no encontrarse cerca, siempre aparece en el pensamiento, no se debe tomar literalmente.

• “La muerte no separa, solo la falta de amor.” Una frase ingeniosa sobre lo que realmente afecta el amor, y que no siempre puede ser comprendido, por lo que es llevado hasta sus últimas consecuencias.

• “En fin, soy tan feo que ni mi guitarra se deja tocar” una forma de admitir que la profesión actual es ser músico, y que la fisonomía no es la mejor aliada en ese momento.

• “Personas que escriben "Te amo" en los baños, por favor especifiquen para quién es, luego me hago ilusiones y termino llorando en la calle” un sarcasmo por la vida sentimental, y una forma para reírse de su situación, sea buena o mala.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Frases leídas en algún lado

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: