Copla de la tuza




Estaba la tuza sentada,

sentadita en un balcón y

el pícaro de la tucita

le jaló el camisón.


Ya la tuza se murió,

ya la van a enterrar

entre cuatro zopilotes

y un ratón sacristán.


Tan, tan, tocan la puerta.

Tan, tan, que le van a abrir.

Tan, tan, que será la tuza.

Tuza déjame dormir.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:

2 on "Copla de la tuza"

     
Escribe tus comentarios en

Copla de la tuza

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: