Saber pedir las cosas

En el pedir este el dar", dicen. Y es cierto, aunque vayas apagar por un bien o servicio, o incluso si eres el jefe, un por favor con todas sus letras (o implícito en tu tono, de perdida), es siempre un buen comienzo e indica que estas haciendo una solicitud amable.


Pero hay otras cosas que pueden incrementar tus probabilidades de que te den:


Se explicito. "Quiero que platiquemos del asunto de la auditoria" una frase que va al grano en comparación con: "me gustaría que, de serte posible y si te parece bien, hablaremos de aquello que no es que sea importante, pero pues ya sabes".


No pidas el cambio ajeno. "Quiero que me digas las cosas de frente" es mejor que "no me gusta que hables a mis espaldas". Aunque las dos cosas son lo mismo, la primera expresa un deseo tuyo y la segunda una exigencia para que el otro actué de otra manera.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Saber pedir las cosas

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: