Un año y más y aun no anda el bebé

No estamos ante un problema de salud si tu hijo tiene quince meses y todavía no anda. Posiblemente necesita más estímulos. Todos los padres esperamos que los hijos caminen o hablen a la edad que marcan los manuales de pediatría... y si puede ser un poquito antes, mejor.


Siente que tiene suficiente movilidad

Si gateando o arrastrando se llega a todas partes, ¿para qué va a caminar? Cuando se fija en algún objeto que esta a cierta altura, puede aguantarse en pie agarrándose a un mueble.

Cuando una pelota desaparece detrás de un sofá, va tras ella gateando y estirado en el suelo comprueba que, efectivamente, allí se ha escondido. Decididamente, de momento no necesita caminar para conseguir lo que quiere.




Es muy corpulento

Si su talla y su peso están por encima de la media de su edad, es probable que tenga alguna dificultad para ponerse en pie y, después, mantener el equilibrio sin un apoyo. Necesitará ganar en fuerza y agilidad para dar sus primeros pasos.


Ha estado desganado

Si el cambio de estación le ha afectado o el invierno le ha dejado un poco débil tras pasar resfriados o gripes, es poco probable que se anime. Cualquier enfermedad, por pequeña que sea, debilita un poco, y más si el niño ha estado desganado.

1 on "Un año y más y aun no anda el bebé"

     
Escribe tus comentarios en

Un año y más y aun no anda el bebé

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: