Los primeros juguetes del bebé

Primero es muy experimental, pero después el juego con coches se convertirá en una actividad llena de creatividad que ayudará a los niños a salir de su círculo más inmediato para ponerse a imaginar viajes y realizar descubrimientos inesperados.


El coche, el de verdad, es hoy un objeto muy familiar para los niños. Contrariamente a lo que hacíamos nosotros a su edad, muchos de ellos lo cogen para ir a jugar, para ir a casa de los abuelos, para salir muchos fines de semana... Está muy ligado a sus primeras experiencias, además es uno de sus juguetes favoritos.


Para ser aventurero tienes que ser curioso y para ser curioso necesitas sentir seguridad de ti mismo. Estos dos aspectos son muy positivos en el desarrollo de los niños y el juego con coches y otros vehículos de juguete les permite fortalecerlos, su autoestima y su autonomía.




Los padres tendrán que mentalizarse que los coches viajan y no viajan en silencio ni solo por un pequeño rincón de una habitación. Por otro lado, es un juguete muy autónomo por lo que el niño lo podrá llevar a cualquier sitio.


Algo muy importante a los niños muy pequeños no se les puede pedir que traten las cosas con delicadeza, no son capaces, no tienen suficiente habilidad para ello. Pero en cuanto crezca un poco, también necesitaran ser resistentes: los coches chocan, abren y cierran las puertas mil veces, se llenan de tierra... El juego simbólico se mezcla con un juego de experimentación que requiere que el coche sea solido.

Enlaces patrocinados:
Promocionados:
Escribe tus comentarios en

Los primeros juguetes del bebé

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: