Desarrollo del bebé de 6 a 8 meses

Entre los seis y los ocho meses aproximadamente, el bebé se sentirá solo y esta posición le dará la posibilidad de tener las manos libres, inclinarse hacia los lados y tomar todo lo que esté a su alcance. También sabe que su llanto llama la atención de mamá y otros familiares. Da muestras de gran alegría o molestia, según sea la reacción afectiva de ustedes. Otro cambio es el de la alimentación, además de la leche materna ya empieza a comer papillas de verduras y frutas cocidas. A esta edad debe recibir nuevamente las vacunas que lo protegen de enfermedades graves.


Su bebé ahora mantiene el cuello firme y usted ya no tiene que detenerle la cabeza al cargarlo. De esta manera el bebé inicia el control sobre su propio cuerpo. Si ustedes lo colocan “boca abajo” por momentos y le muestra objetos sonoros, el bebé levantará su cabeza para mirarlos, esto le ayudará a fortalecer su cuello.

Una de las principales necesidades de su bebé es sentirse querido, él disfruta cuando usted lo acaricia, lo abraza, lo carga, le habla o le canta. Estos contactos son muy importantes porque gracias a ellos el bebé puede crecer confiado en los demás y seguro de sí mismo.


Lo primero que el bebé observa con atención es la cara de mamá que se acerca para atenderlo, le sonríe, le habla le canta y así el bebé aprende a reconocer su cara y su voz. Lo mismo sucede con el papá, hermanos, abuelos y todas las personas con las que convive. Esta convivencia favorece la relación afectiva del bebé con otras personas, aunque su relación más importante sea con mamá.


Observen al bebé, háblale suavemente y continúen atendiendo a sus llantos, ustedes también están aprendiendo a reconocer las expresiones de alegría, disgusto o malestar del bebé. Así como lo ha hecho usted desde el principio, puede aprovechar cualquier momento para hacerle sentir que lo quiere, por ejemplo cuando lo alimenta, lo viste o lo baña, cuando le cambia el pañal o lo acuesta para dormir.


Entre los 6 y 8 meses, el bebé aprende a girar sobre su propio cuerpo. Pasa de “boca abajo” a “boca arriba” y poco después lo hace a la inversa. Cada vez el niño va controlando más su cuerpo y sus movimientos, el rodar sobre su cuerpo le permite alcanzar objetos con solo estirar el brazo y cambiar la posición cuando ya se cansó. Coloque al niño sobre una cobijita en el piso, con objetos que lo animen a rodar para alcanzarlos.


Es importante tener en cuenta que el bebé ya no se queda en el mismo lugar como antes y que ahora puede caerse si lo dejan solo en la cama o en algún otro lugar que sea alto.

Enlaces patrocinados:

Ahora su hijo puede observar los objetos y dirigir su brazo hasta alcanzar y tomar el que haya elegido, poco a poco tiene mayor precisión para realizar esta acción y con ello aumenta sus posibilidades de conocer los objetos al manipularlos. Apóyelo procurando que tenga cerca cosas llamativas que pueda tomar, jalar, golpear y llevarse a la boca. También lo ayudan si le permiten que tome con sus manos algo de comer como fruta picada y pedacitos de pan ó tortilla.


Al final de este periodo el pequeño ya se sienta sólo, sus manos están libres para tomar los objetos que tiene cerca y jugar con ellos. Puede pasar largos ratos interesado en esta actividad. Al estar sentado, el bebé tiene mayor oportunidad de ver más cosas que le rodean, puede observar lo que hace la familia. Permita que ejercite esta nueva posición.


Poco a poco su hijo se da cuenta de lo que sucede con los objetos. Sabe, por ejemplo, que una cosa que cae hace ruido y puede romperse, que algunos objetos suena si los sacude. Es por eso que el bebé pasa gran parte de su tiempo repitiendo lo que ya descubrió y buscando nuevos efectos. Todo esto estimula su inteligencia. Apóyenlo para que practique lo que ya sabe y enséñenle nuevas actividades como abrir y cerrar cajitas, tapar y destapar ollas o frascos, meter y sacar objetos de recipientes, amontonarlos y cambiarlos de lugar. Demuéstrenle que se alegran de sus logros.


El niño repite constantemente sílabas ma-ma-ma-, pa-pa-pa. Ustedes pueden pensar que ya sabe decir “mamá” y “papá” pero todavía no es así, son juegos de vocalización que el niño disfruta y que adquirirán forma de palabras más adelante, gracias a que ustedes se las enseñan.

Repitan lo que el niño dice y observen que parece responder a una plática; así su pequeño aprenderá a hablar. “Si su bebé deja de vocalizar después de los 5 ó 6 meses es conveniente que lo lleve con su médico y se asegure de que su hijo oye bien”. Ustedes han visto que el bebé se lleva todo a la boca. Pude ser que esto no les guste, pero él necesita chupar los objetos porque es su principal forma de conocerlos. Permitan que su hijo se lleve las cosas a la boca pero cuiden que estén muy limpias, laven los juguetes frecuentemente y así será menos probable que el niño enferme de diarrea. Revise que los objetos que se lleve a la boca no se despinten ni tengan filos o puntas que puedan lastimarlo.


Es indispensable que a partir del cuarto mes además de la leche materna, el bebé empiece a comer probaditas de frutas, verduras cocidas, bien molidas y coladas. A medida que su hijo crece usted puede aumentar la cantidad y variedad de alimentos que le ofrece, preparándoselos “picados” y luego machacados con trozos pequeños.


Para que el niño pueda crecer y desarrollarse adecuadamente, requiere estar sano, por eso debe prevenirse las enfermedades respiratorias y diarreicas, pues son peligrosas si no se atienden correctamente. La familia debe tomar las siguientes medidas para cuidar la salud del niño: Vigilar que aumente de peso gradualmente, mantenerlo limpio, así como su ropa, juguetes, alimentos y el lugar donde vive, protegerlo de los cambios bruscos de temperatura arropándolo de acuerdo con el clima y evitando las corrientes de aire, si enferma de diarrea no dejarle de comer ofrézcanle líquidos continuamente y aplicarle las vacunas que necesita a los seis meses (nuevamente es la de DTP o triple y la de la Poliomielitis).

Enlaces patrocinados:
Promocionados:

1 on "Desarrollo del bebé de 6 a 8 meses"

     
  1. quiero saber si un bebe que ccuando no lloro y estuvo muy grabe ahora tiene 8 meses y no sostiene la cabeza

Escribe tus comentarios en

Desarrollo del bebé de 6 a 8 meses

Tu nombre:
Tu mail(no se publicará):
Tu web o blog (opcional):
Tu comentario: